TOP TEN // Pelis de asesinos en serie

Brad Pitt y Morgan Freeman en 'Seven'.

¿Qué será lo que nos fascina tanto cuando se trata de asesinos en serie? Podría ponerme a divagar sobre las razones últimas que se esconden en los lugares más oscuros de la psique humana pero como éste no es un blog dedicado al estudio antropológico dejaré la pregunta ahí para que cada uno se la conteste a sí mismo. Sin embargo, me atrevo a aventurar que la inteligencia que demuestran dichos criminales formaría parte de un buen número de las respuestas que daríamos. Se me ocurren pocas cosas más apasionantes para el argumento de un film que un psicópata de perversa inteligencia con pasión por la sangre y un astuto detective que intenta atraparlo utilizando pocas y pobres pistas. Ese juego del gato y el ratón inserto en un puzzle de engaños y sospechas en el que el espectador intenta descifrar el misterio que contempla es probablemente uno de los géneros preferidos del cinéfilo simple. A continuación les dejo el listado de mis diez pelis favoritas de asesinos en serie. Como siempre, pasen y lean.

 

1- SEVEN de David Fincher (1995)

Sinopsis: El teniente Somerset, detective de homicidios, está a punto de jubilarse. Su sustituto es el joven y orgulloso detective Mills. Entre los dos deberán encontrar a un despiadado psicópata que está dispuesto a completar siete asesinatos basados en los siete pecados capitales: gula, pereza, soberbia, avaricia, envidia, lujuria e ira. Las escenas de los crímenes conforman un laberinto de pistas escondidas mediante las que el asesino se comunica con ellos.

Obra maestra sin apelativos. El inteligentísimo guión de Andrew Kevin Walker no pudo caer en manos más adecuadas que las de David Fincher -director de El club de la lucha o La red social- para ser convertido en película. Seven  atrapa al espectador desde su primer plano y lo mantiene agarrotado en un agobiante viaje a las cloacas del alma humana hasta su escena final. Nada sobra en la peli de Fincher, un relato cercano a la perfección que, de sorpresa en sorpresa, te transporta de una escena a otra al ritmo de un vals sangriento; repugnante pero brutalmente atractivo. Además de una puesta en escena magistral, posee un montaje y una fotografía de talento genuino, casi de orfebre. Resulta harto complicado imaginar un reparto mejor que el de esta joya del séptimo arte. Los tres papeles principales recaen en Morgan Freeman, Brad Pitt y Kevin Spacey. Casi ná. Añado dos detalles más: los geniales títulos de crédito iniciales y el inolvidable clímax final de la peli. Se nota que es una de mis películas favoritas, ¿no?

Tráiler de Seven (en inglés subtitulado)

 

2- EL SILENCIO DE LOS CORDEROS, de Jonathan Demme (1991)

Sinopsis: El FBI busca a un asesino en serie, apodado Buffalo Bill, que mata a sus víctimas, todas ellas adolescentes, después de prepararlas minuciosamente y arrancarles la piel. Para poder atraparlo recurren a Clarice Starling, una brillante licenciada universitaria, experta en conductas psicópatas, que aspira a formar parte del FBI. Siguiendo las instrucciones de su jefe, Jack Crawford, Clarice visita la cárcel de alta seguridad donde el gobierno mantiene encerrado a Hannibal Lecter, antiguo psicoanalista y asesino, dotado de una inteligencia superior a la normal. Su misión será intentar sacarle información sobre los patrones de conducta de “Buffalo Bill”.(Filmaffinity).

“…Existe una línea sutil que diferencia al thriller psicológico del cine de terror que opta por un mal no sobrenatural: el tratamiento que el guionista hace del malvado de la peli. Mientras que en los films de miedo sin espíritus de ultratumba el malo es un ser desconocido para el espectador que sólo aparece en pantalla (explícita o implícitamente) para matar o ser matado, en el thriller psicológico el antagonista del personaje principal se nos muestra con toda la complejidad de cualquier ser humano. Su enfermedad mental o sus problemas psicológicos se diseccionan y sirven de llave para resolver el misterio en cuestión. El malo no es el loco que se encuentra con sus víctimas para asestarles el golpe mortal sino que se comunica con el protagonista en su investigación mediante sus crímenes y crea una relación de admiración y rechazo entre ambos y con el público…”. (extracto de la crítica de El silencio de los corderos publicada en cineparasimples).

Tráiler de El silencio de los corderos (en español)


3- ZODIAC, de David Fincher (2007)

Sinopsis: Película sobre el famoso “Asesino del Zodiaco”. Fue el responsable de numerosos crímenes entre los años 1966 y 1978 en el área de San Francisco, a cuyos medios de comunicación enviaba cartas cifradas con pistas. El film centra su atención en las investigaciones sobre el caso que llevaron a cabo dos detectives de la policía de San Francisco y dos periodistas que trataron de descubrir la identidad del asesino.

Hay películas que mejoran enormemente con un segundo visionado y Zodiac es una de ellas. Cuando la vi en cine me gustó, aunque su ritmo a caballo entre las técnicas del documental y la narrativa periodística me descolocó. Hace poco me decidí a verla otra vez y me enamoró por completo. Lo cierto es que, si lo analizo detenidamente, me conquistó lo que ya me había atraído la primera vez: su inusual estructura dramática. Todo el film parece un enorme reportaje, en la línea de la innovación que aportó Truman Capote a la literatura con A sangre fría y que creo que Fincher ha continuado con Zodiac y La red social. Quizás haya gente que no disfrute con un relato de los acontecimientos tan detallado pero a mí me sorprende la capacidad de Fincher para tenerme tanto rato delante de la pantalla y no aburrirme. Lo que más me ha impactado -y cuya fuerza no entendí en el visionado anterior- ha sido el final. -SPOILER ALERT ON- Creo que el momento en que el personaje de Gyllenhaal le explica a su mujer que sólo quiere mirar a los ojos al asesino y saber que es él me lo perdí con algún comentario de mis amigos y por esa razón no entendí en toda su complejidad la última escena. No me cabe otra explicación ante tan espléndida conclusión-SPOILER ALERT OFF-. En definitiva, que estamos ante una película absolutamente imprescindible. Y no sólo para los amantes del género.

Tráiler de Zodiac (en inglés subtitulado)


4- TESIS, de Alejandro Amenábar (1996)

Sinopsis: Ángela, estudiante de Imagen en Madrid, está investigando para su tesis sobre la violencia audiovisual. Un día su director de tesis le asegura durante una reunión que esa misma noche buscará material que le sirva en la videoteca de la universidad pero en la jornada siguiente aparece asesinado en su estudio. Ángela tratará de encontrar respuestas a lo sucedido con la ayuda de Chema, un compañero experto en cine gore, y de Bosco, el amigo íntimo de una chica asesinada en la grabación de una snuff movie.

Uno de los primeros directores en España que empezó a hacer películas que se salían de lo acostumbrado en nuestro país fue Alejandro Amenábar. Dejando polémicas posiciones ideológicas y políticas a un lado, es innegable el enorme talento artístico del autor madrileño. Su estreno en el largo fue esta magnífica cinta entre el horror y el suspense que se aupó a lo más alto de la taquilla española. Amenábar narra con mano firme una historia calculada milimétricamente, que parte de un guión inteligente y de un talento para la imagen de relumbrón. Como los buenos thrillers deja al espectador con el culo apretado al asiento hasta que aparecen los títulos de crédito finales. Ni si quiera Eduardo Noriega estropea esta genial película que ningún cinéfilo simple debe perderse.

Tráiler de Tesis


5- ENCONTRÉ AL DIABLO, de Ji-woon Kim (2010)

Sinopsis: Kyung-chul es un psicópata peligroso que mata por placer y que ha cometido varios asesinatos con unos métodos diabólicos difíciles de imaginar. Sus víctimas son chicas jóvenes. La policía lleva tiempo intentando capturarlo. Un día, aparece asesinada la hija de un jefe de policía retirado. El novio de la chica, un agente secreto, jura vengarse (Filmaffinity).

Supongo que no debo aclarar a estas alturas que no soy uno de esos que se dedican a hablar mal del llamado cine comercial y a ver pelis raras dirigidas por franceses fumaos. Lo digo poque alabar una cinta coreana entraña un peligro: que el cinéfilo simple piense que se trata de un tostón más lento que Albiol detrás de Messi. Creedme que he debido sufrir coñazos inaguantables del cine asiático que el gafapastismo más enconado considera obras maestras y no le deseo a nadie que pase por lo mismo. Por ello recomiendo sin dudar el visionado de Encontré al diablo, una peli trepidante, innecesariamente desagradable en muchos momentos (sobre todo en las escenas con contenido sexual) pero sólida, ridículamente entretenida y de un ritmo feroz y machacón. El guión es brillante y su estructura entiende muy bien qué puntos de inflexión debe incluir para sorprender al espectador y que empatice con la venganza propuesta. Atentos al papelón de Min-sik Choi: fabuloso.

Tráiler de Encontré al diablo (en español)

 

6- SAW, de James Wan (2004)

Sinopsis: Adam se despierta encadenado a un tubo dentro de una extraña sala. Encadenado junto a él está un médico llamado Lawrence. Su tercer acompañante es un cuerpo humano ensangrentado con un revolver en su mano tirado en el suelo. Ninguno de los dos sabe qué hace allí, su única pista es un casette con instrucciones que explica que Lawrence debe matar a Adam en ocho horas. Si falla, ambos morirán, junto a su esposa y su hija. Las horas pasan y, además de la cinta, descubren dos sierras de mano demasiados débiles para cortar sus cadenas pero suficientes para cortar carne y huesos.

La primera peli de la saga más sangrienta (hasta la llegada de la truculentísima The human centipede) de la historia del cine es también la mejor y una de las pocas con calidad. Como ocurre con todas las buenas cintas del género posee un estupendo guión y un acertadísimo montaje. El ritmo es desesperante -en el buen sentido- y la exhibición de tripas y sangre no resulta tan pornográfica como uno se puede imaginar por las referencias que se suelen dar de ella. Entretenida, inteligente y con un final sorprendente e imaginativo. De las que no deben dejarse pasar si se posee un estómago lo suficientemente insensibilizado.

Tráiler de Saw en inglés

 

7- IDENTIDAD, de James Mangold (2003)

Sinopsis: A causa de una enorme tormenta, diez personas se ven obligadas a esperar a que cambie el tiempo en un decrépito motel en medio de la nada. Lo que parecía un refugio se convierte en una trampa, pues escondido entre ellos hay un asesino.

De vez en cuando uno se tropieza con pelis de las que no espera gran cosa y le hacen disfrutar cual Jorge Javier en un estercolero. Si, además, el ambiente ayuda, una cinta de este género se convierte en una divertidísima experiencia. En mi caso, la vi en un pueblo perdido entre los alpes suizos en una noche de noviembre, así que imaginaos el disfrute cangueloso que me produjo Identidad. No es una obra maestra pero están tan bien ensambladas sus partes y el eje de la historia es tan curioso que uno no puede por menos que pasárselo pipa con ella. Si a eso le sumamos un reparto más que decente (con John Cusack en su mejor versión) y un final también acertado, el cóctel es perfecto para una sesión de cine sangriento.

Tráiler de Identidad (en español)

 

8- LA SOMBRA DE UNA DUDA, de Alfred Hitchcock (1943)

Sinopsis: A casa de sus familiares, en el tranquilo pueblo de Santa Rosa, llega un día el encantador tío Charlie, un seductor criminal que viaja de Filadelfia a California y al que la justicia va pisando los talones. Su sobrina Charlie, a pesar de que no sabe nada de sus actividades, no tardará en sospechar que su tío es el misterioso asesino de viudas al que la policía anda buscando (Filmaffinity).

Además de la correcta Frenesí el maestro del suspense filmó otra película de asesinos en serie: La sombra de una duda. En esta ocasión, el misterio no está tanto en desvelar quién es el asesino sino la habitual trama hitcockiana en que el espectador conoce su identidad y es el protagonista -aquí la protagonista- la que debe averiguarla. Peli entretenida, con una fotografía magistral -como no podía ser de otra manera con el autor británico- que el público actual puede considerar inocente en ciertos aspectos pero que fue una de las precursoras de lo que el subgénero nos ofrece hoy día. Atentos a la extraordinaria dupla de intérpretes que encabezan el cast: Joseph Cotten y Theresa Wright.

Tráiler de La sombra de una duda (en inglés)

 

9- MONSIEUR VERDOUX, de Charles Chaplin (1947)

Sinopsis: Basada en hechos acaecidos en la realidad narra la historia de Henri Verdoux, un respetable hombre casado padre de un hijo, que pretendiendo tener un trabajo de viajante lo que hace en realidad es utilizar una identidad falsa para conquistar y casarse con viudas ricas a las que asesina tras la boda para quedarse con su herencia.

Sin pertenecer a la amplia lista de obras maestras del director inglés, Monsieur Verdoux es una elegante mezcla de comedia y cine negro que sólo un genio como Chaplin podía llevar a cabo sin que se desmoronase su estructura dramática. El film es lento en ciertos momentos pero nunca decae su ritmo. Aporta una visión inocente y a la vez salvaje mente descarnada de las miserias humanas desde una perspectiva que no pretende moralizar pero que consigue del espectador una reflexión ética.Además, supuso el fin de Charlot y la construcción de un personaje totalmente nuevo para Chaplin.

Tráiler de Monsieur Verdoux (en inglés)

 

10- MEMORIES OF MURDER , de Joon-ho Bong (2003)

Sinopsis: Corea del Sur, 1986. Una joven aparece brutalmente violada y asesinada. Dos meses después, se producen una serie de violaciones y asesinatos en circunstancias similares. Para buscar al asesino, se organiza un destacamento especial, encabezado por un detective de la policía local y un detective de la policía de Seúl, que ha solicitado ser asignado al caso (Filmaffinity).

Otra cinta coreana, sí. He discutido mucho conmigo mismo si incluirla en este listado o no y, como ya es obvio, me he decidido por el sí a causa de una poderosa razón que explicaré a continuación. Memories of murder tiene algo muy negativo que no debe ocultarse: una primera parte -si se me permite esta licencia de análisis fílmico- demasiado extensa, en la que pasan pocas cosas relevantes y que acaba siendo la exposición repetitiva de un montón de escenas de ensayo y error que acaban con la paciencia de uno. Sin embargo, la segunda parte resulta tan vibrante, tan inquietante, enérgica y redonda que uno lamenta profundamente un inicio tan equivocado. Las secuencias finales transforman la peli en una escalada de sensaciones vertiginosa que empuja al espectador a aplaudir y a cagarse en todo por el estropicio causado a causa del metraje extra de la primera hora. Reseñables son las interpretaciones del poli rural (Kang-ho Song) y del desafiante detective llegado de Seúl (Sang-kyung Kim).

Tráiler de Memories of murder (en español)


Publicado el 9 noviembre, 2011 en Pelis de asesinos en serie y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

%d personas les gusta esto: